miércoles, 2 de junio de 2010

Una manera más de matar una sonrisa...

Adam entro en la casa y encontró los cadáveres del matrimonio Johnson. El despiadado asesino de nombre Gerald, había mutilado al marido y seguramente había violado a la mujer antes de desangrarla a base de navajazos en la vagina. Era verano, y el olor de la sangre le envolvía. Adam sacó su arma, lento, muy lento. Con mirada intensa de depredador oteo su alrededor en busca de Gerald. Su respiración era pausada, su latido lento, su pulso… firme. Anduvo por el salón asimilando cada rincón de la casa, cada mueble, cada retrato; cada forma y cada línea que le rodeaba. Su pie chocó con un miembro amputado, pero no llegó a tropezar. Se acercó a la cocina. En ella estaba Gerald haciéndose un bocadillo. Todavía estaba cubierto de sangre, ni siquiera se había lavado las manos. Adam lo tenía encañonado. Avanzaba hacia él con paso lento y calculado. Ni una gota de sudor caía de su frente.
-¡Hombre agente! Entre, le estaba esperando. ¿Le ha gustado el espectáculo de ahí fuera?
Una sonrisa terrible apareció en el rostro de Gerald. La misma que mostraba siempre en sus crímenes. Salía siempre impune por sus influencias en las altas esferas, por tecnicismos legales.
-Arrésteme agente, que quiero llegar antes de que sirvan la cena.
Su sonrisa de niño pícaro continuaba, pero Adam no decía nada, solo observaba. Estudiaba el terreno, calculaba las posibilidades. Adam se detuvo un momento para fijarse bien en una posible trampa, y continuó andando hacia Gerald. Seguía encañonándole sin pestañear y ladeando la cabeza en forma de leve negativa.
-No… Gerald. No soy policía. Soy un asesino a sueldo contratado por la última familia a la que mutilaste. Tengo órdenes de vaciarte este cargador en tus extremidades y luego llevarme tus testículos en una cajita dejándote morir desangrado.
La sonrisa eterna de Gerald murió en ese mismo instante. En el rostro de Adam… una nueva sonrisa, había nacido.

3 comentarios:

Mo dijo...

¿cómo un hombre tan tierno puede escribir unas historias tan llenas de sangre? ya me contarasssssssssss,asesino escritor.

TERTULIADISPERSA dijo...

jajajajjajajaja muchas gracias Mo pero es que de alguna forma me tengo que desahogar
Salva.

mar_botella dijo...

Por lo menos no te has detenido demasiado en la descripción del asesinato en sí...lo cual es un alivio para algunos lectores/as.me gusta que el malo muera al final...