jueves, 18 de noviembre de 2010

Frío


Color: violet

Sabor: Amargo

Olor: perfume

Sonido: campana

Percepción: Frio


Tocó la superficie del bronce antiguo, frío como la noche y pensó que todo era igual en este mundo. Se distrajo pensando en el mineral que alguna vez fue, y vio el momento en que los mineros encontraron las vetas de las que procedían aquellos metales aun con su disfraz de piedra, aguardando la conversión en algo aun más frio y definido, algo concreto y útil, pero siempre frio; amargamente frio... Respiró hondo y subió a la barandilla contemplando el vacío y no tenía dudas, ya no, hacía demasiado frio aquí. Tal vez al otro lado hiciera calor, y si no daba igual. Se dejó vencer por ese frio, por el insoportable peso de ese frío como lo había hecho tantas veces y se notó caer durante una pequeña eternidad... pero en el último momento aun sobre la barandilla el viento le trajo su personal adiós, un adiós que bien valía de bienvenida: era el perfume de los campos de violetas que se mezclo con el cálido tañido de la campana al llamar al pueblo al culto. El inesperado y atronador sonido no le asusté lo más mínimo: dommm, dommm, era un hermoso sonido; entonces calló en la cuenta... de como entre dos sucias y frías piedras y un intenso calor, brotaba el precioso metal. Sintió el abrasador calor de magma incandescente, fundido para transformarse mientras evolucionaba a la aleación en la que era necesario. Estaba equivocado; uno busca su piedra y su calor aunque solo dure un instante: merecía la pena esperar y ser frio y pasar tormentas si encontraba un momento de tan intenso calor, y el calor le cambiaría; él quería cambiar, necesitaba cambiar desesperadamente, pero no así, no hacia el olvido... así no...

Fue la sutil fragancia, el sencillo olor a violetas que era el perfume de su difunta madre lo que le enseñó todo eso, eso y mucho más durante los escasos tres segundos que duró la caída.

REM.G

6 comentarios:

Mo dijo...

Un escrito en tan solo 10´ corto, sustancioso, intrigante, poético

Dr.Magenta dijo...

Fantástico, por fin publicaste... disño nuevo, blog nuevo, ahoras hay que llenarlo de contenidos...

TERTULIADISPERSA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
REM.G dijo...

Lo he editado porque he caído en la cuenta que el bronce es una aleación, y hablaba de como encontraba "la precisa veta de mineral". Luego lo he añadido como consecuencia lógica, también al desenlace.

Pablo dijo...

Muy bien escrito, como ya he dicho me encanta tu estilo, como parece que acaricies las palabras de forma embriagadora.

REM.G dijo...

Hay Pablo... que cosas dices...