martes, 21 de diciembre de 2010

Personaje: Charlton Heston en "El Planeta de los Simios"

Lugar: bosque frondoso

Llegó hecho harapos, pero con cara de paseo que simplemente, no termina bien. Su fortaleza le volvía amenazador hasta en su lamentable estado. Penetró en el bosque tras el interminable desierto y se sintió revivir solo de la sombra, solo del fresco verdor y el olor a fotosíntesis, a tierra que se entumece y se olvida que es tierra. Se acercó a las casas y los aldeanos se apartaban respetuosos pero atemorizados. Fue Unbat, el jefe brujo quien se preocupo de su bienestar antes que de el suyo propio y se acercó para ofrecerle agua... tras un tenso instante, el forastero la rechazó amablemente y se dirigió hacia la gran choza central, mientras señalaba a la chimenea de metal que salía de esta, único símbolo de desarrollo tecnológico en todo el bosque. Los guardianes de la entrada le cortaron el paso, pero su cara era como de piedra y su determinación lo era, se quedó parado ante las lanzas mirando fijamente al interior. Unbat le miró contrariado ofreciéndole el odre con el líquido revitalizador, sabiendo que era lo que un peregrino del Gran Vacio necesitaba. Él cogió el odre y miró al líder de aquellos indígenas, pero en lugar de beber no cejó; siguió señalando el interior de la comuna con la bolsa en la mano. Unbat, confuso pero dispuesto a descubrir el pensamiento del extraño visitante sin poner en peligro su estatus, mandó a los guardias apartarse. El visitante entró en la choza y fue derecho al equipo de refrigeración… Solo quería hielo; una bolsa de hielo para refrescar el agua; aquel maldito lunático había puesto en peligro su vida y su salud solo para beberse el agua, fresca. Controversias de la civilización, pensó Unbat.

A, si:

Objeto: Bolsa de hielo.

REM.G

1 comentario:

Mo dijo...

Diez minutos que cunden mucho !!!